Especies en riesgo


Dentro del Santuario Playa Ceuta y su zona de influencia se encuentran especies clasificadas en diversas categorías de riesgo según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 como se indica a continuación:

Mamíferos

De las 29 especies registradas, dos se encuentran en la categoría de Amenazada según la NOM-059-SEMARNAT-2010, siendo éstas: Ratón de cactus (Peromyscus eremicus) y la Musaraña desértica norteña (Notiosorex evotis).

Aves

De las 161 especies registradas, 26 de ellas se encuentran incluidas en la NOM-059-SEMARNAT-2010, de las cuales 07 están en la categoría de Amenazada: el Pato mexicano (Anas platyrhynchos), Chorlo nevado (Charadrius nivosus), Chipe de tolmie (Oporornis tolmiei), Pelícano pardo (Pelecanus occidentalis), Rascón limnícola (Rallus limícola), Rascón picudo (Rallus longirostris), Búho cornudo (Bubo virginianus), 18 están en la categoría Bajo Protección Especial y son: el Gavilán de Cooper (Accipiter cooperii), Gavilán pecho rufo (Accipiter striatus), Aguililla aura (Buteo albonotatus), Aguililla ala ancha (Buteo platypterus), Aguililla negra menor (Buteogallus anthracinus), Aguililla cola blanca (Geranoaetus albicaudatus), Aguililla rojinegra (Parabuteo unicinctus), Garceta rojiza (Egretta rufescens), Colorín sietecolores (Passerina ciris), Cigüeña americana (Mycteria americana), Halcón peregrino (Falco peregrinus), Gaviota ploma (Larus heermanni), Charrán mínimo (Sternula antillarum), Vireo manglero (Vireo pallens), Perico frente naranja (Aratinga canicularis), Perico Catarina (Forpus cyanopygius), Loro frente blanca (Amazona albifrons), Bobo de patas azules (Sula nebouxii) y una especie está incluida en la NOM-059-SEMARNAT-2010 bajo la categoría En Peligro de Extinción y corresponde al Ostrero americano (Haematopus palliatus frazari).

Uno de los residentes importantes de la zona de influencia del Santuario Playa Ceuta es el chorlito nevado (Charadrius nivosus), siendo un sitio de los más importante para la reproducción de esta especie en México, por lo tanto de gran importancia para la conservación de las poblaciones amenazadas del Pacífico de esta especie. Un censo realizado en el 2007 demostró que la Bahía de Ceuta hospedaba a más del 10% de la población reproductora de chorlito nevado en México.

Reptiles

De las 32 especies que se registran, 19 están incluidas en la NOM-059-SEMARNAT-2010, de las cuales 07 se encuentran bajo la categoría de Amenazada, 08 en la categoría de Bajo Protección Especial y 04 en la categoría En Peligro de Extinción.

Anfibios

De las 13 especies de anfibios que se registran, 03 de ellas se encuentran en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría Bajo Protección Especial (Ranita olivo (Gastrophryne olivacea), Sapo boca angosta (Hypopachus ustus), Rana del zacate (Rana forreri)).

Flora

Las especies de mangle botoncillo (Conocarpus erectus) y mangle rojo (Rhizophora mangle) se encuentran en la NOM-059-SEMARNAT-2010 bajo la categoría de especie Amenazada.

Por ser el Santuario Playa Ceuta un área protegida donde el principal objeto de conservación son las tortugas marinas, se hace mención especial a continuación a las 3 especies de tortuga marina que se encuentran en riesgo según la NOM-059-SEMARNAT-2010 y que anidan en sus playas:

Tortuga golfina

(Lepidochelys olivacea).

La tortuga golfina es considerada la especie de tortuga marina más abundante en el mundo y es también la especie más pequeña de la familia Cheloniidae. Se caracteriza por tener un caparazón casi circular, con una longitud que va de los 67.6 cm hasta los 78 cm; el ancho de éste es cerca del 90 % de su longitud recta. La tortuga golfina es una especie pantropical; no existen diferencias morfológicas entre sus poblaciones. En su circuito migratorio incluye áreas de alimentación en diversos ambientes costeros y pelágicos. Anida en forma solitaria y de arribazones en algunas playas de la India, el Pacífico Mexicano y Centroamérica. En México la tortuga golfina se distribuye en toda la costa del Pacífico, teniendo actualmente sus principales áreas de concentración de anidación en el Estado de Oaxaca. Entre las principales amenazas para la tortuga golfina está la fragmentación y pérdida de las playas de anidación así como de los ambientes costeros, ocasionada por el incremento de actividades humanas; otras amenazas son el saqueo excesivo de huevo para su comercialización; la pesca incidental de la que son víctimas las hembras frente a las playas de anidación, pues son capturadas de manera en los arrastres de los barcos camaroneros, muriendo ahogadas.

Estado de conservación: En peligro de extinción según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Tortuga prieta

(Chelonia mydas agassizii)

Las tortugas negras del Pacífico son más pequeñas y de coloración más oscura que en el Atlántico. Se caracteriza por tener cuatro escudos posteriormente alargados, color negro o con manchas negras o gris verdoso en forma radial o irregular sobre un fondo grisáceo, y cuatro escudos inframarginales sin poros, color grisáceo en adultos. Llega a pesar hasta 120 kg. Cuenta con un par de escamas prefrontales. Con una longitud de 90-100 cm, y se distribuye en toda la costa pacífica de América desde Canadá hasta Tierra del Fuego. No migran mucho y no les gusta alejarse de la costa, regularmente lo máximo que se alejan son 500 Km, aunque excepcionalmente pueden migrar hasta 3.500 Km, que es una distancia corta para las demás tortugas marina. Además de México, se pueden encontrar en las Islas GalápagosIsla del Coco (Costa Rica), Perú, y Bahía de Jiquilisco (El Salvador), en temporada cálida se llegan a encontrar en Columbia (Canadá). Anida en forma solitaria de agosto a enero, de uno a ocho nidos (promedio tres) por temporada en intervalos de 14 días y períodos de retorno anual de dos a cuatro años.  Su dieta consiste en un 90% en algas, pero llegan a comer algunos peces, plantas acuáticas, medusas y pequeños crustáceos. Entre las principales amenazas a las que se enfrenta esta especie es la caza intencional de adultos, así como el saqueo intensivo de sus huevos. Otras amenazas importantes son la captura incidental con diversas artes de pesca y la pérdida o degradación de su hábitat de anidación por el desarrollo costero.

Estado de conservación: En peligro de extinción según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Tortuga laúd

(Dermochelys coriacea)

Es la única especie viviente de la Familia Dermochelyidae. Los adultos no presentan escamas en ninguna parte del cuerpo. El caparazón carece de escudos y está cubierto por una piel suave de textura coriácea de color negro y moteado de blanco, tiene siete quillas longitudinales en el caparazón y cinco en el plastrón. Es la especie de mayor tamaño entre todas las especies de tortugas marinas, el largo de su caparazón puede medir hasta 1.80 m y las hembras pueden pesar hasta 500 Kg. (Pritchard, 1971). La cabeza tiene forma triangular, de hasta 25 cm de ancho, dos cúspides maxilares conspicuas, en la parte dorsal presentan una mancha rosa característica de cada individuo y que puede ser usada como marca de identificación individual (McDonald y Dutton, 1996). Tienen el área de distribución más extensa de todos los reptiles vivientes (71°N – 47°S) (Pritchard y Trebbau, 1984) y se ha registrado su presencia en todos los océanos del mundo, desde aguas templadas hasta tropicales, aunque prefiere playas tropicales para anidar. En el Pacífico Oriental se le puede encontrar desde Alaska hasta Chile, con sus áreas de anidación en México y Centro América principalmente. En México anida a lo largo de todo el litoral del Pacifico, desde Todos Santos al sur de la Península de Baja California, y al sur de Guaymas, Son.; hasta Puerto Madero, Chis. Pero las principales playas de anidación se encuentran en los estados de Michoacán, Guerrero y Oaxaca. Se reportan anidaciones esporádicas en costas del Golfo y Caribe mexicano. Entre las principales amenazas para la tortuga laúd están el intenso saqueo de sus huevos, la captura incidental de tortugas juveniles y adultas en diferentes pesquerías que afectan seriamente las poblaciones, así como la pérdida del hábitat al destinar algunas de su principales playas de anidación para fines turísticos y urbanísticos (Sarti et al., 2007). Otra amenaza es el efecto del cambio climático que se vería reflejado directamente en la proporción sexual de las crías que se producen en las playas, debido a que la determinación del sexo en estas especies es por temperatura (Davenport, 1997).

Estado de conservación: En peligro de extinción según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.